NORMAS PARA LA RECEPCIÓN DE LA COMUNIÓN

 

En Noviembre 14, 1996, la Conferencia Nacional de Obispos Católicos aprobó las siguientes pautas sobre la recepción de la Comunión.  Las pautas, que se deben ser incluidas en los misales /missalettes y otros recursos de participación publicados en los Estados Unidos, procurando recordar a todos aquellos que pueden asistir a liturgias católicas de los discípulos presentes de la iglesia en cuanto al compartimiento de la Comunión Eucarística

 

PARA LOS CATOLICOS

 

Como católicos, nosotros participamos completamente de la Eucaristía cuando recibimos la Comunión.  Somos alentados a recibir la comunión devotamente y con frecuencia.  Con el fin de estar bien dispuesto a recibir la Comunión, los participantes no deben ser conscientes de pecado grave y por lo general, debe haber ayunado durante una hora. Una persona que es consciente de pecado grave no debe recibir el Cuerpo y la sangre del Señor sin previa confesión sacramental excepto por una razón grave cuando no hay oportunidades para la confesión. En este caso, la persona tiene que ser consciente de la obligación de hacer y el acto de perfecta contrición, así como de la intención de confesar lo más pronto posible (canon 916).   La recepción frecuente del sacramento de la Penitencia se aconseja a todos.

 

PARA NUESTRO COMPAÑEROS CRISTIANOS

Le damos la bienvenida a nuestros compañeros cristianos a esta celebración Eucarística como nuestros hermanos y hermanas.  Oramos que nuestro Bautizo común y la acción del Espíritu Santo en esta Eucaristía nos acerque más uno al otro para comenzar a disipar las divisiones tristes que nos separan. Oramos para que estos se disminuyen y finalmente desaparezca, en consonancia con la oración de Cristo para nosotros "que todos puedan ser uno" (Juan 17:21)

 

Porque los católicos creen que la celebración de la Eucaristía es un signo de la realidad de la unidad de la fe, la vida, y de culto, los miembros de esas Iglesias, con quien todavía no estamos totalmente unidos son generalmente no admitidos a la Sagrada Comunión. Compartir la Eucaristía en circunstancias excepcionales, por otros cristianos requiere el permiso de acuerdo con las directivas del obispo diocesano y las disposiciones del derecho canónico (canon 844 §4).   Los Miembros de las Iglesias Ortodoxas, la Iglesia asiria de Oriente, y la Iglesia Católica Nacional Polaca se insta a respetar el discípulo de sus propias Iglesias. Según para los Católicos Romanos discípulo, el Código de Derecho Canónico no se opone a la recepción de la comunión de los cristianos de estas Iglesias (canon 844 §3)

 

PARA AQUELLOS QUE NO RECIBEN LA SANTA COMUNION

Todos los que no están recibiendo la Sagrada Comunión son alentados a expresar en sus corazones un deseo de oración por la unidad con el Señor Jesús y uno con el otro.

 PARA LOS NO CRISTIANOS

También damos la bienvenida a esta celebración quienes no comparten nuestra fe en Jesucristo. Mientras que no le podemos admitir a la Santa Comunión, les pedimos que ofrezcan sus oraciones por la paz y la unidad de la familia humana.